01 de març, 2006

Les meves músiques (4)

La Arare-horterilla

Si: soy una hortera de mucho cuidado. Soy coplera. Lo siento. Ya he dicho que no hay nadie perfecto. Carlos Cano para mi ha dignificado una copla que, de pequeña, escuchaba en las radios oficiales y que, me guste o no, formó parte de la banda sonora de mi vida. De Doña Concha, de pequeña tarareaba "A la lima y al limón" y me daba mucha penita que la pobre vecinita de enfrente no se pudiera casar... hasta que por fin, un hombre acudía a su ventana y ya, pobrecita, lográbamos casarla. Me sorprendía tanto esta tardanza en que la vecinita de enfrente ligara como que el Capitán Trueno, el pobre, tuviera una novia perpetua - Sigrid- a quien yo quería parecerme a toda costa y no lograra darle un beso en la boca como en las películas así lo mataran!!! (¡estrecho, por todos los diablos!)...
Bueno, con la letra de "Tatuaje" os dejo. Porque aunque consigo subir la canción al postcast, el muy borde luego me desconfigura todo el blog, así que... poned imaginación y ganas y cantad vosotros.
El próximo post volverá a ser bilingüe, que es que ahora mismo me voy a leer a Paul Auster
Tatuaje
Él vino en un barco
de nombre extranjero.
Lo encontré en el puerto
un anochecer,
cuando el blanco faro
sobre los veleros
su beso de plata
dejaba caer.
Era hermoso y rubio
como la cerveza,
el pecho tatuado
con un corazón,
y en su voz amarga
había la tristeza
doliente y cansada
del acordeón...

Y ante dos copas de aguardiente,
sobre un manchado mostrador,
Él fue contándome entre dientes
la vieja historia de su amor:
"Mira mi brazo tatuado
con este nombre de mujer;
es el recuerdo de un pasadoque
nunca más ha de volver.

Ella me quiso y me ha olvidado,
en cambio yo no la olvidé...
Y para siempre voy marcado
con este nombre de mujer".

Él se fue una tarde,
con rumbo ignorado,
en el mismo buque
que lo trajo a mi.
Pero entre mis labios
se dejó olvidado
un beso de amante
que yo le pedí.
Errante lo busco
por todos los puertos.
A los Marineros
pregunto por aquí...
Y nadie me dice
si está vivo o muerto,
y sigo en mi duda,
buscándolo fiel.

Y voy sangrando lentamente
de mostrador en mostrador...
ante una copa de aguardiente
donde se ahoga mi dolor.

Mira tu nombre tatuado
en la caricia de mi piel...
a fuego lento lo he grabado,
y para siempre irá con él.
Quizá ya tú me has olvidado,
en cambio yo no te olvidé...
Y hasta que no te haya encontrado
sin descansar te buscaré.

(Recitado) Escúchame, Marinero,
y di­me ¿qué sabes de él?
Era gallardo y altanero...
Era más rubio que la miel...

Mira su nombre de extranjero
escrito aqui­, sobre mi piel...
Si te lo encuentras,Marinero,
dile que yo muero por él...

Realmente tenía que estar bueno, el joío!!!!


2 comentaris:

júlia ha dit...

He mirat més avall i he vist que també menciones la cobla, reivindicada i reiventada per molts bons cantants, entre ells Cano, que m'encantava, al cel dels músics reposi. Bon dia, marinera. I d'hortera, res. Bé, si reivindiquem el terme, sí.

Rosa_Maria ha dit...

La canción una maravilla..
Firmado: Otra horterilla ... muacSsSs