04 d’abril, 2006

bon dia/buenos días

Me comprometo a traducirlo a lo largo del día de hoy, así como el de la semana pasada. Asimismo, le doy las gracias a Rosa Maria, quien me invitó a su blog "honoris causa"... por dejarme utilizar este título para mi artículo de esta semana: El respeto es la puerta de la paz.

Petonets, tornaré més tard.
Volveré más tarde para comentar los comentarios que me dejasteis ayer. Gracias a tod@s.

3 comentaris:

Almond ha dit...

Bravo! Muy bueno. He leido casi todos tus artículos y este me parece de los mejores. Apoyo tus tesis. Si mi libertad no empieza por respetar la del otro, la confrontación es inevitable.
Vi la noticia del IES Serralonga en TV3... supongo que para los maestros es frutrante!

Ahí va mi voto de aliento para la pobre escuela y para los valientes profesores por ejercer la docencia y algo más, demasiado más.

Almond

Son55m2 ha dit...

Jajajaja (me encanta hacer de abogada del diablo... allá voy).

Hola Cuca en Sucre:
- Pues te diré que sí, que el profesorado cada día está en una situación más complicada. Te podría hablar de unas cuantas historias de profesores maltratados psíquicamente (sobretodo) y en algunos casos físicamente. Pero no creo que antes hubiera respeto y ahora se halla perdido... más bien creo que antes había "miedo" a castigos varios. Creo que lo de antes y lo de ahora no era una vía (para mí) de educar... Y nos hemos de poner las pilas todos.

Por otro lado... lo siento yo no puedo hacer "víctimas" siempre, en todos los casos a los profes:
- porque a mi hermana le dijeron que tenía un retardo mental cuando lo que tenía era una dislexia.
- porque cuando estuve haciendo una pasación de tests en un colegio de una "zona marginal" un profe me dijo literalmente delante del alumno mencionado "No te canses mucho con él porque no sirve para nada"...

Te podría explicar mil y una... Pero yo puntualizo y recalco en negrita que el respeto tiene que ser bidireccional o tridireccional... vamos... que el respeto tiene que venir desde todas las partes implicadas.

Petonets des del teu mar Cuca en Sucre.

Arare_ ha dit...

Desde luego, Son, desde luego. Estás hablando de alguien que se ha pasado media vida intentando que alumnos y profesores se respeten mutuamente (los unos a los otros, tengan la edad que tengan)... y es bien cierto que no todo lo anterior fue bueno (ni mucho menos). Simplemente me refiero a que hay que "acompañar" a los hijos y a los alumnos desde el amor, porque es la única manera de que se dejen acompañar. Aquí no estoy diciendo desde la sobreprotección, vale? que esa es la forma en que -a veces inconscientemente- se acaba haciendo. Pero son dos cosas diferentes. Esto da para mucho!!
Gracias por tu aportación.

Almond, gracias por la tuya, también. Me permito corregirte (a ti y a los medios que han publicado mal el nombre del instituto. Es "Serrallarga" y no Serrallonga)

Serrallonga era un bandolero famoso, Serrallarga es una montaña (una serra).

Un petó a totes dues.