18 de febrer, 2006

Proust...

... y su magdalena. ¿Quién medianamente leído es capaz, al evocar un episodio importante de su vida a partir de un objeto, de la vista de un paisaje, de oír de lejos una canción, de cruzar una calle o fijar los oídos en un retazo de conversación, de no recordar "la magdalena de Proust"? pues ayer me di de bruces con el mismísimo Proust...y su magdalena. Y fui feliz en medio de una calle aparentemente inocente, evocando uno de los episodios importantes de mi vida.
...i la seva magdalena. Qui mitjanament llegit és capaç, en el moment d'evocar un episodi important de la seva vida a partir d'un objecte, de la vista d'un paisatge, de sentir d'esquitllentes una cançó, de creuar un carrer o parar l'orella a un retall de conversa, de no recordar "la magdalena de Proust"? doncs ahir em vaig topar de cara amb Proust mateix... i la seva magdalena. I vaig ser feliç en mig d'un carrer aparentment innocent, mentre evocava un episodi important de la meva vida.
¿Y quién puede resistirse y no parar el gesto al contemplar una ardilla encaramándose por un pino ante tu ventana?... pues, queridos, se me acaba de ir el santo al cielo admirándola...así que aquí queda todo por hoy, al menos de momento.
I qui pot resistir-se i no parar el gest mentre contempla un esquirol enfilant-se per un pi davant la teva finestra?... doncs, estimats, se me n'acaba d'anar el sant al cel admirant-la... així que aquí queda tot per avui, al menys de moment.

1 comentari:

charruita ha dit...

uf..mirar las ardillas es lo máximo!
paso rato comtemplandolas desde el balcón de casa y observando como Theo se las come con los ojos jeje

fin de semana largo en Los Angeles, con mucha lluvia y fío, y desde el calorcito de la casa de Victoria un abrazo!