21 de febrer, 2006

La traducción

Princesas

Leo una noticia sobre la detención, la semana pasada, de cuatro jóvenes de diversas poblaciones de La Selva interior por haber asaltado a unas prostitutas de la carretera C-35. Robo y vejaciones sexuales. Dos días más tarde se produce otro asalto en el mismo punto de la carretera. Los protagonistas – porque no hay un solo protagonista- actúan en pequeño grupo, y nunca mejor dicha la palabra actúan. Quizá se creen actores de alguna teleserie o de alguna película. Pero... ¿y ellas? ¿ellas, qué?

- Mamá, quiero ser prostituta
- ¿Qué dices, hija mía?
- Que quiero ser prostituta, mamá.

¿Os podéis imaginar que en vuestra casa se da este episodio surrealista? ¿Os imagináis la cara de mamá, de papá, de la familia? ¿Acaso no es digna, cualquier profesión? En principio, viva la libertad. Que cada cual trabaje en aquello que más le convenga, en lo que le haga feliz, en donde se gane mejor la vida.
Pero...
¿Qué hacemos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos?... yo no sé vosotros, lectores, pero yo estoy muy confusa y cada vez lo estoy más.
Tengo una amiga que trabaja de voluntaria en una organización para evitar maltratos sexuales y agresiones a las mujeres, trabajo que es absolutamente loable y con el que me solidarizo absolutamente, y ella no está para nada de acuerdo conmigo cuando le digo que si bien es muy cierto que hay mujeres que se prostituyen porque detrás tienen un proxeneta que las obliga o que lo hacen porque depeden de una verdadera mafia, también están las que se prostituyen porque quieren. Siemper que nos encontramos en este punto discutimos como perro y gato.
No, señores, no estoy de acuerdo con la idea de que toda prostituta ejerce porque no le queda más remedio. Hay de todo, en este valle de lágrimas. Sólo hay que ver los anuncios de los periódicos. Esta sociedad nuestra es perfectamente capaz de incluir en la misma página del periódico una ley por la cual la consejera Tura nos anuncia que se prohibe la prostitución en las calles, al lado de un anuncio con foto incluída, de una jovencita sin experiencia que desea contacto con señor solvente, dispuesta a ir al hotel o al domicilio y que tiene las prestaciones perfectamente clasificadas y que cobrará más o menos dependiendo de si el cliente quiere que sólo se quite la ropa o que además le haga un masaje y estoy segura de que incluso podría tener una tarifa especial para lavarle el coche, si se tercia.

Yo me pregunto y le pregunto siempre a mi amiga: Esta chica que se prostituye porque le da la gana... ¿entra dentro del mismo saco de las pobres víctimas que lo hacen porque una mafia las obliga? Y aquí continuamos con una larga discusión que nos deja a las dos agotadas de tanto gastar palabras en nombre de una dignidad que todas las personas deberíamos tener. Y es en este punto, en el de la dignidad, que estamos totalmente de acuerdo.

Arare,
21 de febrero de 2006

16 comentaris:

Anònim ha dit...

Como bien dices, Montse, tenemos muchos más puntos de vista en común que aquellos en lo que podamos discrepar. Y eso es lo bueno de la amistad, sobre todo hoy en día donde los posicionamientos son tan radicales que a veces hacen imposible la buena convivencia.

Efectivamente hay algo en lo que discrepamos y es la supuesta libertad de las prostitutas para ejercer un derecho que no es digno ni procura bienestar. La política reglamentistica equivale a legitimar y normalizar el uso del cuerpo de la mujer como mercancía sexual que perpetua el patriarcado y el machismo. Fomentamos la desigualdad entre los géneros y hacemos más vulnerables a las mujeres para ser víctimas de la violencia y las vejaciones sexuales. Cosificamos la imagen de la mujer, eliminamos la posibilidad de que estas mujeres se integren en el mercado laboral, contribuimos a que la industria del sexo donde hoy en dia hay un boom del mercado siga siendo un negocio muy rentable y en expansión que se abastece de cuerpos de mujeres y niñas que son puestas a la venta y en disposición de ser consumidas sexualmente por los hombres. Y es curioso ver como segun crecen los derechos politicos y civiles en los paises occidentales decrece el nº de mujeres que se prostituyen. En España apenas llega al 8% de mujeres españolas que ejercen la prostitución en los clubs de alterne frente al resto de mujeres, en su mayoría traficadas, inmigrantes sin papeles y en situación de desprotección y extorsión.

En definitiva, una mujer que se abocada a la prostitución no lo hace como una elección libre porque en a la mayoría, no le ha quedado otro remedio para poder sobrevivir que ese camino. En mi opinión, debemos reforzar políticas de igualdad, integración e inserción laboral, asi como de protección y acogimiento de las mujeres traficadas. Y sólo así veremos realmente cuantas de estas prostitutas son libres......para dejar de serlo. Desde luego la solución no pasa por ponerles multas y acosarlas aún más de lo que ya están, ni mucho menos por la falta de ética de los medios de comunicación al publicitar el consumo sexual de mujeres enmarcadas en un sistema patriarcal y machista. ¿Qué ocurriría si a un esclavo le dijeran que abandonase la esclavitud sin ofrecerle las garantias de un estado abolicionista? Y otra pregunta que me hago es ¿Por qué tanto interés por parte de los proxenetas en que se valide la regularización desde el poder? Si la regularición redunda en beneficio del bienestar de las mujeres y en hacerlas más "libres" ¿Qué ganan los proxenetas? Sospecho algo más que pagar impuestos al Estado.


Chusa

Arare_ ha dit...

Gracias, Chusa, por haberte identificado. La polémica está servida, espero que haya más gente que se implique y nos dé su opinión.

Amiga, por suerte para ambas, es cierto que son más los puntos de vista comunes que aquellos en los que discrepamos. Uun beso para ti.

charruita ha dit...

Hola Arare,
creo que la prostitución existe por las condiciones que se crean social, politica y económica de un pueblo. No creo que un ser humano (léase: no solo mujeres, porque la ciudad en la que vivo abunda la prostitución masculina gay)se prostituya por amor al arte, o por simple gusto.
La prostitución fue creada como una profesión, donde se cobra por cierto servicios igual que ser francotirador. Y aún estos son productos de la mierda social y politica de los pueblos. La mayoría son ex soldados, o gente preparada a matar por los gobiernos, que cuando les quitan el cargo pues que otra cosa van a hacer sino solo matar en serie? Si es para lo que fueron entrenados!

Quienes se dedican a vender su cuerpo o su alma, tienen razones más valederas que un simple gusto de soy puto o puta solo porque me da la gana. Hay una historia familiar, hay una necesidad económica, hay una debilidad frente al poder que los devora. Una vez, alguien dijo que admiraba mi vida porque otra mujer en mi lugar se hubiese dedicado a ser prostituta para sobrevivir. La verdad, creo que he tenido la fortaleza y los ángeles suficientes para no acudir a esa profesión. Pero no todas ni todos, tenemos de esa fortaleza. Y no por eso voy a pensar que la gogo que me gusta ver de vez en cuando bailar en un table dancing , o las rubias platinadas de Las Vegas son mercadería porque les gusta serlo. Alguna vez Arare te haz sentado a charlar con una prostituta o prostituto mano a mano sin intentar investigar, simplemente escucharla como amiga? seguro que descubrirás una gran historia de abuso, de necesidades económicas, de herencia social maldita.

Te mando un abrazote, y por supuesto Chusa, coincido mucho con lo que pensás del tema.
La postitución no la merece ningun ser humano.

Saludos.

Zifnab ha dit...

Bien por partes

Para mi una puta es una mujer tan digna como la que más. Seguro que no me gustaría que mi hija fuera puta, pero también seguro que hay otras cosas que tampoco me gustan.

Esto de acuerdo con arare en que existen mujeres que se prostituyen para llevar una vida más fácil. En primer lugar porque es así y en segundo lugar porque no me parece algo criticable. Charruita dice que hay vendedores de cuerpos y vendedores de almas. Estas hasta la fecha solo comparten su cuerpo. Lo del alma es más jodido, por que nadie te la devuelve. el cuerpo te lo quedas tu.

Seguro que el hombre cosifica a la mujer. Llevamos mucho tiempo haciéndolo pero, ienen las señoras prostitutas algo que ver?. Pues no creo que mucho. O no más que el resto en todo caso. Una prostituta es sólo un objeto sexual? Pues en la misma medida que un futbolista son sus piernas o un banquero su capacidad para los negocios.

Siempre me han caido bien y nunca he ido a visitarlas, paradójicamente. Me caen bien porque les caen hostias por todas partes. Las católicas por católicas. Las feministas porque ensucian la lucha. Los hombres porque somos así de gilipollas. Bastante tienen las pobres mías con aguantar lo que aguantan para encima tener tantos juicios morales en su contra. Y claro que en las economías desarrolladas hay menos prostitución. Y también menos agricultores y menos gente que se dedica a la pesca. Son todos ellos trabajos muy duros en los que hay que aguantar cosas que no todo el mundo está dispuesto. Y cuando te lo puedes permitir no lo aguantas.

Estoy de acuerdo en las políticas de integración y también en que se les de libertad para hacer lo que les venga en gana. También para seguir siendo putas, por ejemplo. Y creo que nos equivocamos si tendemos hacia la prohibición de unas cosas y de otras. La industria del sexo es muy grande y de todo habrá en la viña del señor. Mandemos a la basura lo que lo es, pero dejemos lo que solo es eso. Sexo de buen rollo y sin más. Porque el sexo no puede ser una mercancía si la persona que la ofrece lo hace conscientemente y sin presiones?. Creo que tan vejatoria es la actitud del hombre que solo ve en una modelo unas buenas tetas como en la del feminismo que la ve como una especie de traidora, un símbolo del machismo. En ambos casos nadie se fija en que haya una persona detrás de ella. Y si puede ser que sea sexista muchas de las cosas que pasan. Pero la suciedad siempre estará en la mirada (también en la intención), nunca en el desnudo. Sinceramente creo que la única medida eficaz posible es la educación. De los hombres y también de las mujeres. Aquella que nos permite diferenciar entre la profesión y el resto

Todo esto lo digo en condiciones normales. Las mafias y esclavitudes son eso mafias y esclavitudes contra las que hay ser implacables. Contra ellas y también contra los cerdos que se piran a Tailandia a acostarse con niñas de 14 años. Contra esos más si cabe. Forman parte de la repugnancia humana que se aprovecha de las miserias ajenas.

En fin diría muchas más cosas

Así pido perdón si alguno de los argumentos molestan. Estan muy poco argumentados pero no tengo más tiempo

Sed felices

Zifnab ha dit...

Una cosa más que no tiene nada que ver.

La razón por la que posiblemente no funciona la canción que pusiste es porque en el nombre del archivo que tienes en tu ordenador haya algún caracter que no sea anglosajón (como una tilde o un acento o algo así)

Te recomiendo que hagas una copia del archivo, le pongas un nombre corto (una letra incluso) y lo subas

Creo que así te funcionará

Se feliz

Arare_ ha dit...

Muchas gracias Zifnab, por tu aportación. Este es un tema duro. Y como muy bien dices, los cerdos que se van a los paraísos del sexo no merecen ninguna consideración y sin embargo... todos sabemos que hay viajes organizados sólo para eso...

En fin... de nuevo, gracias por tu opinión. Un beso-

Almond ha dit...

Vaya tema controvertido!! Y dificil de abordar en toda su complejidad.

La prostitución es un juego de dignidades reales y ficticias, aparentes y verdaderas, de personajes que ofrecen o toman, pagan o cobran, sin que a priori quede muy claro quien es quien, ni quien es más o menos repetable ni por qué. Como siempre que hablamos de seres humanos, hay un cuerpo y un alma y una circunstancia por comprender.
Seguramente es injusto generalizar.

Todo sometimiento obligado es punible. Y para combatir el tema de la prostitución u otros temas similares, es necesaria la aportación de cada cual: desde un posicionamiento ideológico ante el comercio global hasta el medio ambiente, pasando por el comportamiento responsable en nuestras ocupaciones diarias... así se combate también la prostitución y otros temas de injusticia social en el mundo.

Almond

Arare_ ha dit...

Almond, también tú tienes razón. Creo que cada cual tiene sus razones, por eso intento verlo desde un punto de vista lo más objetivo posible, pero esto se hace muy difícil. Cuando vi la películá que da título a mi artículo me gustó pero entendí que la realidad no es la que pinta la película. Hay algunas pinceladas, pero es que yo diría que hay tantas realidades como personas... y ahora me estoy enrollando y debería parar.
Un beso para ti.

Carlos ha dit...

Efectivamente, cada cual es libre de escoger el modo de ganarse la vida si no perjudica a nadie. Y se ignora la realidad de que hay prostitutas que responden a otro perfil y no el estereotipo que nos están vendiendo. Es decir, esas que voluntariamente deciden escoger ese camino bien como un medio para conseguir algo mejor, o bien, simplemente porque les gusta.
Sin embargo, no soy partidario de la prostitución, sí de su legalización y regularización para que esas prostitutas pueden ejercer ese oficio con garantías y derechos;pienso que cuando alguien tiene que vender (o comprar) algo que es suyo, intimamente suyo por naturaleza para ganarse la vida, hay un factor de fracaso en sus vidas, por ello no me parece que sea el camino ideal. Ahora bien, cada camino, cada senda, tiene un objeto y no es gratuita, por lo que hay que respetar la libertad de cada cual, y no existe el mal absoluto, siempre es relativo, como el bien, y antes que condenar, conviene entender y aceptar la realidad de algo, que en este caso , me parece necesaria en el contexto de la sociedad fria y egocéntrica que vivimos. Por encima de todo, esa prostituta, es un ser humano que necesita hacer lo que hace, que tiene sentimientos, frustraciones en muchos casos, igual que el cliente, ambos se necesitan y siguen siendo personas, no condenados ni estigmatizados por el pecado. Tan dignos como cualquier otro. Por supuesto hablo de la prostitución libre, adulta, y consentida por ambas partes.

Arare_ ha dit...

Gracias, Carlos, ¿lo ves? todos tenemos nuestra parte de razón. Y no recuerdo quien fue que dijo que cada uno tiene su verdad... beso para ti.

russafa ha dit...
Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.
russafa ha dit...

Llego tarde, llego tarde .. y ya está todo dicho.
Por lo que he podido leer, por los programas que he podido escuchar o ver, hasta entre las mismas prostitutas hay discrepancias. Las que dicen que lo hacen por gusto, por ganar dinero, por necesidad.
Como siempre sucede, cada persona es un mundo, sus circunstancias atenuantes o agravantes. No tengo nada en contra de la prostitución como tal. Sí lo tengo en cuanto a las vejación de las mujeres, al aprovechamiento de proxenetas que, curiosamente, no siempre son sólo hombres.
Habréis leído que entre las mafias que traen mujeres a España no hay sólo hombres que se encargan de su vigilancia y apaleamiento. También hay Ellas, cuyo papel me parece, aún si cabe, más degradado y denigrante. Me recuerdan a las mujeres del Tercer Reich que vigilaban a las presas de los campos.
Vivimos en una sociedad hipócrita que gira la vista hacia otro lado cuando algo no le interesa. Por un lado queremos regular la prostitución y, por otro, la fomentamos.

En fin, que estoy de acuerdo con vosotros. A veces la especie humana es sólo eso: especie

Arare_ ha dit...

No es verdad que llegues tarde, catalana del sur. Todas las opiniones tienen cabida en este mejunje que es mi blog. Así pues... gracias por tu aportación, muy valiosa, por otro lado. Un petó.

Son55m2 ha dit...

(yo sí que llego tarde...jajajaja)...pero también quería dejar este lío que tengo en la cabeza.

Creo que una prostituta no se prostituye por gusto... de hecho (al menos a mí me pasa así) creo que las cosas nos gustan no tienen un precio y a las personas que les gusta mucho mantienen relaciones sexuales a cambio de nada más que del placer de mantenerlas.
Creo que es una forma de ganar dinero (en algunos casos mucho dinero) y en eso las pongo al mismo nivel que muchos economistas, abogados o médicos: creo que lo que les gusta es el dinero no la profesión.
Si entramos en las mujeres y niñas obligadas a prostituirse el tema ya está más que claro: perseguible, criticable y asqueroso quien usa a una niña/mujer de esa forma.

Yo tampoco lo tengo claro... la verdad pero creo que en estos temas, como en todos, el diálogo es fundamental. Un saludo

júlia ha dit...

Aquest és un tema polèmic, m'he barallat gairebé amb el marit, això de que 'sempre ha existit' és una resposta molt pocasolta, perquè sempre hi ha hagut guerres i podem somniar que un dia no n'hi hagi... o no? Crec que el que caldria, abans que res, és controlar l'explotació i donar sortides laborals a la gent. Per això incidir sobre els clients també ha de tenir en compte aquestes coses. De fet, és cert que en el mateix sector hi ha opinions diferents.

Rosa_Maria ha dit...

Por un punto de confluencia inesperado visitaste mi casa, y cómo no debe ser menos por mi parte, hoy visito la tuya.
Me gustan tus escritos y el tono de la gente que te responde.

Volveré, sin ser ni oscura ni golondrina, a leer vuestras letras y a dejar algunas mías por aquí.

Me venderé a vuestros mejores sentimientos...ç|:o)-, cómo la más hermosa de las rameras se vendió por un millón de dólares. Soy débil ante la bondad, es un defecto de fabricación que tengo entre otros muchos.

Respetuosamente a tus pies, apreciada compañera Arare, me despido hasta la próxima.