09 de març, 2008

Una mañana completa


Amanece un día gris. En Blanes se celebra la regata del Príncep de Girona. Otros años habíamos participado, ya hace un par de ellos que no, porque el Blauet no es un barco para hacer regatas, sin embargo el año pasado fuimos a ver la salida y este año ha ido el capitán solito, porque a mi no me apetecía nada salir hoy al mar, con las nubes grises surcando el cielo y amenazando un agua que sé que al final no caerá, y eso que la necesitamos como el pan que (no) comemos.

Bajo al pueblo y voy al colegio electoral que me toca. Hay muy poca gente. Empiezo a pensar en aquello de la abstención, pero luego pienso "es demasiado pronto para sacar conclusiones". Ejerzo mi derecho y, como siempre, cuando salgo a la calle, me siento casi satisfecha. ¡Ya llegará San Pedro con las rebajas! de momento la ilusión de que salgan "los míos" y de que el país vaya hacia adelante y no hacia atrás, está ahí, junto a las cenizas de las amargas decepciones de otras veces. Y es que es cierto: la esperanza nunca se pierde. ¿O si?

Salgo del colegio electoral y me voy a caminar. Hoy Feli no viene porque no se encuentra demasiado fina para salir a hacer quilómetros, así que me voy con mi pequeñísimo aparato de radio, ahora os lo cuento:

En mi último viaje a Andorra (perdón, no fue el último sino el penúltimo, con el padre de mis hijos, todavía) me compré una radio pequeña como un mechero para salir a correr y que no pesara. Tiene, pues, esa radio, marca Aiwa CR-M3/ FM Stereo, unos veintiún años. Funciona con pilas de las de toda la vida y me cabe en la palma de la mano. Ha sido usada cientos y cientos de veces (cienes y cienes, diría Isabelita, una amiga mía andaluza). Bueno, la cuestión es que sigue funcionando como siempre.

Cuando salireon los mp3 me regalaron uno que duró como un año, se escacharró y se fue a parar al limbo de los justos. Más tarde, me compré yo otro, más pequeño aún que la radio de marras. Lo llené de mp3 y lo usaba muchísimo, hasta que un buen día me di cuenta de que para buscar cualquier cosita tenía, una de dos: o que ponerme las gafas porque no veía nada, o buscar palpando hasta que encontraba lo que quería, porque todo es muy mono, cromadito, pero no se ve - -bueno,YO no lo veo, para ser más exactos - este hecho era incómodo para mi, así que después de un par de años se quedó en un cajón. No es que esté abandonado, simplemente está en estado latente.

Hace un par de semanas, Mar, la novia de mi peque ya no tan peque, me regaló un mp4 precioso, pero aún no he tenido tiempo de leerme el enorme manual de instrucciones (bueno, de momento me ha dado pereza, esa es la verdad)... prometo leérmelas y hacerlo funcionar porque pinta la mar de bien. Pero es que eso de lasnuevas tecnologías va a ser que me cuesta más de lo debido (y eso que soy una agüelita moderna, aquí donde me veis).

Conclusión: por el momento, mi pequeña radio, es mi pequeño tesoro (y nunca falla) aunque, como digo, ¡sacaré el mp4 y me pondré al día!

Poco a poco, al lado del mar, me iba invadiendo una sensación de paz que no os puedo describir. Andaba escuchando una emisora que no era RNE, pero donde emitían música clásica, hasta que me he dado cuenta de que iba enlenteciendo el paso. Entonces le he dado a la ruedecita hasta buscar algo más cañero. No sé si os he contado alguna vez que para caminar utilizo un tipo de música (o noticias) y para trotar, otra totalmente distinta (bueno, debe ser lo normal, ¿no?)... en fin, a ritmo de salsa y merengue, he trotado mis buenos veinte minutos y en cuanto mi rodilla ha empezado a protestar, he vuelto a lo clásico... y a volver a andar, que es más seguro.

Y entonces ha salido el sol. Y había una pareja sentada en un banco del paseo con un aparatito de esos de hacer burbujas de jabón. Se besaban e iban soplando a través de aquel aro de plástico que suelta las burbujas y las eleva por el aire. Ha sido una escena casi poética. Mis ojos han seguido una burbuja hasta que se ha perdido... no quiero pensar que ha estallado... aunque puede ser.

Y ahora veré a mi nieto. ¿Qué más puedo pedir hoy?


14 comentaris:

Mar ha dit...

I jo t'anava a preguntar, què tal l'MP4?

Mira, és que realment, abans d'una alta tecnolodia és la comoditat, i mentre tiri....aprofita!

No et sentis culpable si no l'acabes utilitzant, e? Pensa que jo el tindria en un calaix, mort de fàstic!
A mi em fa il·lusió saber que un dels 4 el tens tu. Tots han quedat en família!


Fes-li un petó a en Martí de part meva, que al final no hi hem pogut passar!


Una abraçada!

:)

barbollaire ha dit...

uns somriures dolços?
uns silencis tendres?
una mirada estimada?

una carícia entremaliada?
...

"No demano gran cosa
poder parlar sense estrafer la veu,
caminar sense crosses,
fer l'amor sense haver de demanar permisos,
escriure en un paper sense pautes.

o bé, si sembla massa:
escriure sense haver d'estrafer la veu,
caminar sense pautes,
parlar sense haver de demanar permisos,
fer l'amor sense crosses.

O bé, si sembla massa:
fer l'amor sense haver d'estrafer la veu,
escriure sense crosses,
caminar sense haver de demanar permisos,
poder parlar sense pautes.

O bé, si sembla massa..."


Un petonet saladet, dolça Mariana.
:¬)**

Mar ha dit...

Ah! I apunta:

Pavelló 4, stand D-400, amb postres goshua. Demà a les 10 ja hi començo!
Ja tinc l'uniforme, és com un vestit, molt original!

Espero que vinguis un dia COM A MÍNIM!! jeje


:D



Molts petons

Iruna ha dit...

arare...

m'agrada llegir-te tan a gust

una abraçada... i una carícia al martí

Rita ha dit...

Sembla mentida com les coses senzilles ens poden donar tanta felicitat...
Un petó, maca! :-)

Arare ha dit...

Rita,èxactament, sembla mentida! I bé... no ha sortit el PP, l'esperança no s'havia de perdre...

petonet i bona setmana!

Arare ha dit...

Iruna, el Martí està tan bonic que fins i tot sembla que no pot ser, sembla un miracle, tot plegat. 21 anyets que té el meu peque, imagina't quant de temps sense abraçar un nadó (de casa) ... a totes les cases hi hauria d'haver sempre un nadó per abraçar, hehehe (és broma, obviament, nena, que semblaríem conills!)

Bona setmana, reina mora!

Arare ha dit...

Hola Mar, no solament li he fet un petó i una carícia de part teva, sinó que els he portat el cd amb les fotos, així que el que tenies per ells, me'l portes a mi, que no vaig tenir temps de passar-les al pc (bé, si que vaig tenir temps, però no hi vaig pensar).
Que vagi bé la feina, és cansat (ja ho veuràs) però a la teva edat es pot suportar la mar de bé (a mi no em deixaven seure i m'havia d'estar sobre els talons els deu dies que durava la fira, espero que ara no siguin tan exigents)

Bona setmana, reina, cuida'm el nen! (els nens)

Arare ha dit...

Ai, Mar, i això del mp4, d'aquesta setmana no falla, que em llegeixo el llibre d'instruccions!!!

Arare ha dit...

Barbollaire, company, quin poema més preciòs... ja m'agradaria a mi, que sóc el més prosaic que s'ha parit, aix...

Cabasset de petonets (però cabasset dels grossos, eh? dels d'anar a buscar bolets!) ;)

Glòria ha dit...

Amanació un día gris, llegó a llover con fuerza en la tarde...
¡Pero al final salió el Sol!!!!
Un relat fantàstic.
Petonets i endavant!

Akinogal ha dit...

See Here or Here

Arare ha dit...

Hola Glorieta, si, al final va sortir el sol :D

Fins ara!

el paseante ha dit...

T'ha quedat un post preciós. Jo també tinc un MP4 d'aquests amb pantalla tàctil i tot això. Però que no em robin l'antiga (té uns vint anys) gravadora amb ràdio incorporada. No falla mai, amb la seva rodeta per buscar emisores.