04 de juliol, 2008

Un post anterior

Este post no llegó a ver la luz porque la conexión que había en Aguadulce era muy mala. Así pues, ahora que lo he visto, lo incluyo.
_________________________________

Terminé el libro de Murakami; es un libro irregular, pero está impecablemente escrito, así que me hizo disfrutar del lenguaje. Bien traducido al catalán (la traducción es muy importante, puede estropear una obra). Empecé otro que compré en Cartagena, ciudad que a mi me enamoró y que, sin embargo, a personas muy queridas por mi les trae malísimos recuerdos . No es lo mismo estar de vacaciones que haber tenido que hacer allí el servicio militar por obligación y -evidentemente- sin creer en el servicio militar, te entiendo, Xavier, igual que entiendo a Jaume Puig cuando dice que no tiene buenos recuerdos de Aguadulce.

Hablando de libros, encontré una edición de bolsillo de "Instrucciones para un descenso al infierno", de Doris Lessing y me gustaría que alguien que lo haya leído me diga si le ha gustado o qué. Lo compré en un impulso: porque era barato y porque la Lessing fue premiada el año pasado y de ella no he leído nada.

¿Por qué no puedo resistirme a pasar una horita entera en una librería cuando encuentro una librería? Y si en la librería hay aire acondicionado, ¡más a mi favor!
___________________

Bueno, hasta aquí llegaba el post que no envié. Estamos a punto de zarpar para Benalmádena o La Caleta de Vélez. no es lo mismo. Es que cuando salgamos al mar veremos cómo está y los capitanes decidirán si Vélez o Benalmádena. Todo es cuestión de vientos. Y de tiempo atmosférico, como siempre. ¡Eso de estar siempre a merced del viento es interesante!

Fins aviat!

3 comentaris:

Jaume Puig ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Jaume Puig ha dit...

Jo també vaig passar el meu temps a Almeria llegint. Vaig llegir com un animal inadaptat. M'ha semblat genial i revelador que estar a Aguadulce et porti a parlar de Murakami o Lessing i a tancar-te a les llibreries. A mi em passava una cosa així amb tota Almeria sencera ;-)

Arare ha dit...

O sigui que potser és que Almeria ens sumeix en un "estat lector" contra el qual no ens podem resistir...

:)