16 de desembre, 2006

El meu gat: el Xat no, l'laltre.

El meu Gat no és el meu fill ni el meu pare: és el meu Gat.
És madrileny i ha viscut a Andalusia i a Catalunya. Ara, per circumstàncies que no venen al cas, ha tornat a Madrid.
Podria no traduir i ell m'entendria. Malgrat tot, ho traduiré (una mica més avall) i us deixaré aquí l'adreça que us portarà allà on ell ha jugat amb formes , espais i colors, de la manera que només ell sap jugar.
No, Gat. No ets el meu pare ni el meu fill. Recorda que si em fessis aquest petó que dius, potser cometriem un incest, malgrat tot... ara necessito traduir per força, ja que he de fer un joc de paraules que no admet el català.


Mi Gato no es ni mi hijo ni mi padre: es mi Gato.
Él es madrileño y ha vivido en Andalucía y en Catalunya. Ahora, por circunstancias que no vienen al caso, ha vuelto a Madrid.
Podría no traducir y él me entendería, pero aun así, lo estoy haciendo. Os dejo la dirección que os llevará donde él ha jugado con formas, espacios y colores, de la manera que sólo él sabe jugar.
No, gato. No eres ni mi padre ni mi hijo. Recuerda, además, que si me dieras ese beso que dices, quizá estaríamos cometiendo un incesto. Y ya sabes que quien hace in-cesto, hace ciento. Y como que no.
;)
Yo también te quiero.
P.D.- Por cierto, que estás enlazado en el post ¿Jugamos? (ayer se me olvidó hacerlo, lo siento, pero ya está enmendado el error)

9 comentaris:

gatoclaro ha dit...

jajjajajaja.
eres una auténtica maravilla.

traduciendo:

jajajajajaj.
ets una veritable maravella.

p.d.yo tambien t`estimo.
ó p.d. jo també te quiero.
p.d. como tu quieras i com tu vulguis. (y viceversa) (i a l`inreves)

p.d. ah, y estoy de acuerdo, cien veces de una cosa llega a cansar.

Llanos ha dit...

Jo Gatito, ¡qué guay verte por estos lares!

Un besote GRANDE.

Anònim ha dit...

Que casual gato, que tras leerte en los comentarios del post anterior sobre jugar con algo y su contrario, andaba yo pensando en ti y por lo que veo no he sido el único. No pretendo equiparar mis pensamientos a los que pudieras tener con o por Arare, pero dejame al menos explicar a cuento de que venía.
Imaginaba yo, que tu mismo en tu mismidad, respondías al reto planteado por Arare. Tu y tu contrario juntos y a la vez tan dispares. Quién te conozca solo por este medio,tendrá probablemente una imagen limitada e incierta tuya. Quién solo te conociera en la realidad, también la tendría muy parcial. Y por que? Quiero creer que algunos de los que te conocemos en persona sabemos de tu extrema dualidad. De tu acidez en un ambito y tu calidez en el otro. Tu y tu opuesto siempre juntos y a la vez muy alejados. Tan lejano a veces y tan próximo realmente.
Me alegra leerte y me alegrará aún más reirme contigo. Un abrazo amigo.

Arare, sirve Gato como respuesta a tu juego?
Bezitoz

Arare_ ha dit...

Vert, acabo de enlazarlo en el juego, como le monté un post para él solito (no me diréis que eso no es categoría fe la fina, eh?) ;) pues se me olvidó enlazarlo donde todos, pero acabo de hacerlo.

Y tu pregunta, Vert, es ¿Sirve gato como respuesta a tu juego?

Mi juego consiste en buscar un binomio donde las dos palabras sean contrarias o cumplan alguna de las funciones que cumplen los antónimos, así que la palabra gato por si sola no cumpliría los requisitos, pero sí la imagen de un gato cariñoso complementada con un gato a punto de saltar sobre su víctima, por poner un ejemplo.

Como me enrollo, eh? ;)

Arare_ ha dit...

Llanos, en los ambientes por donde te mueves tú, podrías encontrar contradicciones suficientes como para añadirte al juego. ¿No te animas? :)

Por cierto, mucho hablar, pero ¿ya visteis el mío?

Llanos ha dit...

Uy... Para encontrar contradicciones no hace falta frecuentar ningún ambiente especial, aunque realmente no sé a qué te refieres con eso, pero en cualquier caso agarro el lance y lo primero que se me ocurre así, a bote pronto es el binomio convivencia / sentido común.

Un besote, reina mora.

iruna ha dit...

me ha gustado mucho el ronroneo de este gato madrileño, aunque no conozco al gato ni entiendo nada de vuestros casi-incestos. el beso aquél prometía, arare, pero debe ser como el turrón, que si lo pruebas corres el peligro de empacharte.
como aquí "cada loco con su tema", el gato me ha metido a mí en un "cesto", y desde dentro veo la reja de mimbre y las dos esferas producidas por los dispararos de los cazadores. el resto es precioso.
qué gato! qué flor! y qué suerte poder mirar!

Arare_ ha dit...

Iruna :) mi gato madrileño es un encanto, efectivamente (y de incesto, nada de nada, jajaja, eso era una broma entre nosotros)

El beso prometía, si, aixx! ;)

Un petó per tu, reina mora!

Arare_ ha dit...

Llanos, me parece bien el binomio, si quieres escribir algo sobre ello (expresamente con estas dos ideas contrapuestas) dímelo, que te añadiré a mi lista de participantes al juego del binomio fantástico de contrarios.

Un mega beso.